¿Cómo cuidar la piel seca de mi perro?

¿Qué hacer con mi perro en vacaciones?
5 abril, 2017
¿Puedo darle a mi perro pan?
5 abril, 2017

¿Cómo cuidar la piel seca de mi perro?

Factores climáticos, alimentación, el uso de determinados productos de aseo o incluso una propensión gracias a la raza de tu mascota, pueden hacer que padezca de piel seca, una condición habitual en muchos canes, que les produce grandes molestias día a día.

Si estás completamente seguro de que tu perro no cuenta con pulgas y garrapatas, pero constantemente se rasca, y además luce un pelaje opaco y sin vida, es muy posible que tu animal padezca de piel seca. En estos casos lo más recomendable en consultar a un veterinario para confirmar el diagnóstico y aplicar la medicación pertinente, aunque también puedes poner en práctica algunas recomendaciones que te ofrecemos.

La piel enrojecida, reseca y con costras es una señal clara de resequedad en la zona, algo que resulta importante atender para evitar que el animal se haga daño rascándose constantemente. Empieza por cepillar suavemente el pelo del animal y luego darle un buen baño, esta vez con productos hipoalergénicos, de esta forma reducirás al mínimo la posibilidad de que el animal padezca molestias. A partir de este momento es conveniente adquirir solo productos de aseo hipoalergénicos para tu perro.

Durante el baño masajea bien la piel de tu perro, esto le ayudará a reducir la comezón al tiempo que estimula la circulación. Es fundamental retirar muy bien los residuos de champú para evitar que generen molestias mayores. También deberás secar muy bien al animal, así previenes la formación de hongos que podrían empeorar la condición.

Es importante que tu perro esté muy bien hidratado, pues ésto ayuda a combatir la resequedad de la piel. Además de disponer para el animal siempre de agua fresca y abundante, puedes poner en práctica otras ideas para que tu perro tome un poco más de líquido y se nutra, por ejemplo sirviendo un caldo de carne o pollo con un poco de grasa y sin sal o especias.

Ésto además de aportarle líquido le dará un poco de grasa al cuerpo, que servirá para combatir la resequedad.

Asegúrate de que no estás bañando demasiado a tu perro, pues esto puede causar sequedad en la piel. El animal solo debe bañarse cuando se ensucia realmente, para evitar el mal olor del perro existen otras estrategias útiles que no implican necesariamente un baño. Si quieres establecer períodos de tiempo, lo mejor es bañarlo cada mes o mes y medio, incluso puedes esperar mucho más si el perro no está realmente sucio, ésto ayudará a mantener en mejor estado su piel y pelo, evitando así la sequedad.

Comments are closed.

gdpr-image
This website uses cookies to improve your experience. By using this website you agree to our Data Protection Policy.
Read more